Sabías que … puedes mejorar térmicamente tu edificio

  • 21 de February de 2014
  • apostrof

Para ahorrar energía y conseguir el mejor confort en nuestros edificios hay muchas oportunidades . Aprovecharlas nos permite consumir menos energía , lo que significa reducir gastos y ayudar a reducir nuestra huella ecológica.

Para conseguir este confort y este ahorro puedes optar por tres estrategias y sus combinaciones :

– Tener en cuenta nuestros hábitos . Por ejemplo , bajar toldos y persianas en verano para evitar sobrecalentamientos, abrir las ventanas para ventilar no más de 10 minutos en invierno , o vestirnos con más o menos abrigo dentro de casa .

Emplear equipos térmicos que formen parte de nuestra instalación de climatización . Por ejemplo, las calderas , los calefactores o aires acondicionados pueden hacer aumentar o reducir la temperatura y humedad de nuestros hogares , a costa de consumir más energía que tendremos que pagar con nuestra factura energética , es decir , el recibo de la luz y del gas .

Mejorar térmicamente el edificio para que la influencia del medio sea lo más provechosa posible . La piel del edificio es la que nos protege del medio exterior y a la vez la que nos relaciona . Las características de esta piel son lo que determina en mayor medida las posibilidades de mejora del edificio . Por otra parte, también se pueden mejorar los equipos y las instalaciones: calefacción, aire acondicionado , agua caliente , iluminación …

La estrategia a más largo plazo es la tercera , la de mejorar térmicamente el edificio , tanto en lo que respecta a la piel del edificio como en cuanto a las instalaciones que se encuentran . A continuación se muestran algunas ideas para mejorar térmicamente nuestro edificio .

Añadir aislamiento térmico en las fachadas y cubiertas :

Para empezar , podemos estar más protegidos del medio exterior con la adición de aislamiento térmico . Esta adición se puede hacer revistiendo interiormente o bien exteriormente fachadas y cubiertas . Normalmente revestir por el exterior es más eficiente pero hacerlo interiormente suele ser más sencillo . También podemos añadir aislamiento con el rellenado de cámaras de aire o cavidades en cubierta o fachada .

Los aislamientos a emplear pueden ser cámaras de aire , o bien materiales poco conductores de calor , o lo que es lo mismo , con mayor resistencia al paso de calor . Los materiales aislantes más recomendables son los materiales biodegradables y transpirables , por ser estos más saludables y respetuosos con el entorno . Son utilizados materiales naturales como lana de oveja , copos de algodón o lino , celulosa , cáñamo , corcho o fibra de madera . Aunque también se emplean otros materiales como el poliestireno o la lana de roca .

Para llenar las cavidades con aislamiento , se aprovechan aberturas existentes o se hacen nuevas para insuflar el material que poco a poco va ocupando el espacio que está disponible. Por otra parte, el revestimiento exterior , se utilizan sistemas que consisten en adherir el material aislante mediante fijación adhesiva o mecánica , pudiéndose aplicar revestimientos de mortero con mallas de refuerzo sobre el aislante . Y en caso de revestir interiormente , se puede proyectar el material aislante o colocar directamente sobre las superficies a aislar.

Mejorar el cierre de las ventanas :

Las ventanas o cierres pueden mejorarse térmicamente con su sustitución por otras más eficientes , como por ejemplo un marco de madera o de aluminio con rotura de puente térmico . También se pueden mejorar parcialmente con la mejora de alguno de sus elementos, como con el aislamiento de las cajas de persianas , la mejora de estanqueidad de agujeros , la sustitución de cristales simples por vidrios dobles y / o de baja emisividad o la instalación de filtros de control de radiación solar .

Las ventanas presentan infiltraciones de aire que dependerán de su nivel de estanqueidad . Esto vendrá dado por el tipo de apertura, material del marco y ajuste del marco . En iguales condiciones , encontramos de mayor a menor estanqueidad dobles ventanas , o ventanas simples con aberturas tipo abatible y finalmente tipo corredera . Con la instalación de burletes de silicona o caucho , y por debajo puertas con cepillo o fieltro , se pueden reducir las corrientes de aire indeseadas y sus consecuentes pérdidas térmicas a través de las aberturas por desajuste de puertas y ventanas .

Incorporar elementos para protegernos o aprovechar el sol :

Para aprovechar la radiación solar en invierno y para limitar el sobrecalentamiento en verano podemos instalar elementos para favorecer el control solar . Estos elementos pueden ser sistemas fijos , del tipo voladizo o pantalla o con pinturas claras , sistemas regulables , tipo ventanas de celosía con lamas , toldos o persianas , o bien sistemas vegetales, mediante arbolado de hoja perenne o caduca . Por otra parte , hay que tener en cuenta que las protecciones solares situadas en el exterior del edificio son de siete a diez veces más eficientes que las interiores .

Asegurar una buena ventilación :

También se debe tener en cuenta la ventilación , ya que ésta tiene dos efectos : favorece los intercambios con el medio y facilita el proceso natural de refrigeración por evaporación . Es un mecanismo deseable en entornos calurosos y con construcciones de baja masa térmica . En casa tendremos lo que se llama la ventilación cruzada si abrimos ventanas que se encuentran en orientaciones diferentes del edificio . Evidentemente , también podemos facilitar el movimiento de aire con la incorporación de equipos de ventilación forzada , como ventiladores .

Disponer de equipos eficientes y con un buen mantenimiento :

Para optimizar las instalaciones térmicas , podemos sustituir el equipo generador de calor , como las calderas , o los emisivos , como los radiadores , por otras más eficientes . También podemos mejorar la instalación con la instalación de válvulas termostáticas de radiador o la instalación de recuperadores de calor .

Hay otras instalaciones que también se pueden mejorar para reducir los consumos . La de alumbrado , adaptándola para aprovechar la luz natural o con la sustitución de lámparas por otras de alta eficiencia energética . Otro recurso más sofisticado es incorporar elementos que permiten automatizar las instalaciones.

Y lo que no ahorramos, generamos de manera limpia; Incorporar las energías renovables :

En último lugar y no menos importante , teniendo en cuenta los efectos negativos que tienen los combustibles fósiles , como por ejemplo hacia el medio ambiente, siempre será una buena mejora la incorporación de energías renovables . Para generar electricidad podemos tener energía solar fotovoltaica o energía mini eólica conectada a la red o para autoconsumo . Para calentar agua o aire , podemos emplear energía solar , la combustión de biomasa o la energía geotérmica . Si implantar estas tecnologías sostenibles no es viable en nuestro caso , siempre podemos contratar un suministro energético que lo haga por nosotros . Es lo que se llama ” energía con certificado verde ” .