El Plan para el Derecho a la Vivienda de Barcelona 2016-2025, por fin es una realidad

  • 30 de January de 2017
  • Núria Colomé

Tras más de un año trabajando el Plan por el Derecho a la Vivienda de Barcelona 2016 – 2025 es ya una realidad. Ahora toca el duro trabajo de hacerlo realidad, trabajo que en muchos casos ya se ha iniciado porque la difícil situación actual ha hecho necesario planear y comenzar a implementar simultáneamente. Este plan aporta algunos elementos nuevos que nos gusta destacar, tanto en cuanto al contenido como a la forma y como este se ha generado.

Con respecto al cual, se ha construido con la participación de la ciudadanía (con 21 sesiones, donde se han recogido diagnosis y propuestas) y con las aportaciones de los equipos técnicos de cada distrito. Se ha elaborado un documento específico para cada uno de los 10 distritos de la ciudad, que ha permitido evaluar la situación en cada uno de ellos, cuáles eran las actuaciones clave a desarrollar y cómo ajustar aquellas que ya se desarrollaban, en definitiva aterrizar la diagnosis y la generación de propuestas.

Finalmente se han elaborado fichas para cada una de las actuaciones propuestas, lo que ha facilitado la definición de compromisos y debe facilitar el seguimiento del cumplimiento del Plan por parte tanto de partidos políticos, como de entidades sociales.

En cuanto al contenido se han incorporado muchas cosas nuevas, ya que la situación lo requiere. Los 7 retos que el Plan aborda son:
1. Reforzar la mediación y las ayudas para facilitar el acceso y el mantenimiento de la vivienda
2. Evitar la sustitución de viviendas y proteger a los residentes
3. Incrementar el parque público de vivienda
4. Movilizar el parque privado hacia la vivienda asequible
5. Desarrollar una política activa de rehabilitación que potencie los entornos más vulnerables
6. Contribuir a la garantía de la función social de la vivienda y evitar los usos anómalos
7. Preparar la ciudad para el envejecimiento de la población

Para hacerlo posible será necesario reforzar los mecanismos de atención e intercambio con la ciudadanía y mejorar el conocimiento del parque residencial y la población demandante.
Ha sido un auténtico placer para Celobert poder trabajar en este Plan tanto estimulante. Después de unos años trabajando desde diferentes perspectivas en el campo de la vivienda, desde la redacción de planes locales de vivienda o censos de viviendas vacías, a las políticas de activación de parque desocupado o el impulso de modelos alternativos de acceso y tenencia de la vivienda, este Plan nos ha permitido conocer cómo se trabaja en una ciudad como Barcelona y ayudar a plantear actuaciones para resolver nuevas problemáticas que muchos municipios, seguro que también querrán aplicar. Ahora toca celebrarlo y seguir trabajando, en el horizonte el plan local de vivienda de Mataró, y muchos otros proyectos más concretos en los que seguro que la experiencia de Barcelona nos será de gran valor.