Can Irati: casa pasiva y ecológica en Centelles

La historia de Can Irati empieza en la Feria BioCultura de Barcelona, ​​donde conocemos a Gemma y Rafa, y termina en el huerto de la familia de Gemma, una parcela en Centelles donde la pareja quiere construirse la casa de sus sueños. Una casa energéticamente eficiente y autosuficiente, construida con materiales naturales, y además, bonita.

 

También era necesario que la obra fuera lo más económica posible. El terreno nos lo ha puesto difícil porque una parte de la casa requería cimentación profunda. Optamos por aprovechar la planta sótano requerida y hacer una bodega, sala de instalaciones y espacio de depósito de agua pluviales. Se ha puesto mucho esfuerzo en los aislamientos térmicos de la fachada y la ventilación de la cubierta y se han reducido costes dejando el garaje para un futuro cercano y haciendo un interior muy sencillo y en el que han participado familia y amigos. Otro factor decisivo es que la obra la han gestionado los clientes con nuestro apoyo, contractando por partes, en vez de una sola constructora.

 

Aunque es una casa innovadora, se ha construido en menos de 6 meses y con gente del entorno: el albañil del pueblo, un carpintero del Bages especialista en construcciones de madera, y un instalador del Berguedà motivado y bien formado. Y además el precio final ha sido por debajo de lo previsto; quizá sí que dará para hacer el garaje y todas las placas fotovoltaicas previstas!