Mejora espacial y energética en L’Hospitalet

Lo mejor de este proyecto es escuchar a Sandra hablar de su ático recién reformado: ¡Estoy totalmente enamorada de mi piso!. Con la reforma no sólo ha ganado espacio gracias al altillo de madera, sinó que ahora el piso es más funcional, luminoso y cálido. Además, se han recuperado elementos constructivos, la gran cercha de madera y el muro de ladrillo, que dotan al espacio de personalidad y son un tributo a la construcción original.

Si antes de la reforma Sandra nos contaba que organizaba cenas de más de 15 personas en un piso de escasos 30m2, las fiestas que montará a partir de ahora serán memorables.


¿Qué hemos mejorado?
  • Redistribución de los espacios: se crea un único espacio en planta baja para aprovechar al máximo el espacio y se coloca la zona de noche en el piso superior, la zona más tranquila
  • Más espacio gracias a un altillo de madera: se han desmontado los antiguos falsos techos para ganar altura y se ha colocado un nuevo forjado ligero apoyado en los muros
  • Espacio principal más amplio y luminoso: se ha eliminado el tabique divisor entre habitación y recibidor, se han generado espacio extra de almacenamiento, se ha repavimentado el suelo y alisado y pintado paredes
  • Mejor confort y recuperación de elementos constructivos: se ha recuperado y limpiado la estructura de madera vista de cubierta y un muro de ladrillo, a la vez que se han aislado el resto de muros y cubierta
  • Mejor iluminación con menor gasto: se ha rehecho la instalación eléctrica y de iluminación por un sistema LED

Obra acabada


Proceso