EverGreen: casa pasiva y ecológica en Cerdanyola

Es posible hacer una casa pasiva y ecológica respetando un terreno del 40% de pendiente y orientado a levante? Este ha sido el principal reto que hemos tenido que resolver, y lo hemos hecho a través de una casa-mirador de madera elevada sobre pilares. El proyecto mira hacia unas vistas espectaculares a la colina de Montcada y potencia la magia de un entorno on ya habían estado los íberos.

 

No hay proyecto interesante sin promotora interesante, y es que la pareja propietaria el edificio está formada por un científico del ámbito de la energía y la nano-tecnología que hace años que sueña hacerse una casa energéticamente autosuficiente, y su compañera de origen norte-europeo, que ha nacido y crecido en entornos construidos en madera.

La casa tiene forma de paralelepípedo alargado de dos alturas que se coloca perpendicularmente a la pendiente, evitando los movimiento de tierras y disipando los efectos nocivos del gas radón, perjudicial para la salud.

Desde la calle se accede al nivel del piso superior a través de una pasarela elevada que no toca el terreno natural. En esta planta se ubica la zona de día de la casa, y unas escaleras que bajan a la planta inferior te llevan a la parte más tranquila, la zona de noche.

La madera es el material estrella del edificio: lo encontramos en la estructura, los aislamientos térmicos y en la fachada, que es de madera y mortero de cal. La cubierta incorpora una instalación de placas fotovoltaicas dimensionada para que la vivienda pueda ser totalmente autosuficiente y los excedentes energéticos puedan servir para cargar las baterías del coche híbrido de la familia.

Planos


Proceso